El masaje perineal en el embarazo es más que recomendable, debería ser obligatorio por los beneficios que genera.

El masaje perineal es una técnica noble y ampliamente utilizada desde épocas muy antiguas; es una buena manera de preparar los tejidos perineales para que tengan mayor elasticidad y para evitar o reducir al máximo las lesiones en la región genital en el parto.

Está especialmente indicada para mujeres que van a ser madres por primera vez y se puede realizar desde la semana 35 de embarazo.

Tras un parto vaginal las lesiones del área perineal suelen provocar problemas a corto y largo plazo por lo que el masaje perineal ha sido frecuentemente usado para disminuir el riesgo de traumatismo en la zona. Existe evidencia científica que avala sus efectos.

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconseja la práctica de la episiotomía, en muchas salas de parto se sigue llevando a cabo esta práctica, con lo que la incidencia de lesiones en el área perineal continúa siendo alta. Por ello es de suma importancia preparar los tejidos para tratar de mantener íntegro el periné tras dar a luz.

El trauma perineal se cataloga en 4 estadíos (1):

  1. Lesión en la piel y membrana vaginal
  2. Lesión de la fascia y el músculo transverso perineal
  3. Lesión que incluye el esfínter anal
  4. Lesión que incluye el esfínter anal y la mucosa rectal

Tras haber sufrido un trauma perineal, la mayoría de mujeres presentan dolor y molestias incluso más allá de tres semanas después de haber dado a luz, y mucho tiempo más durante las relaciones sexuales, lo que se denomina Dispaurenia (2). Si este es tu caso, requieres una valoración del periné y del suelo pélvico para saber en qué estado están tus tejidos y determinar cual es la mejor manera de abordar el problema que te está afectando.

Lo primero de todo es visitar a tu fisioterapeuta especialista en Pelviperineología para que valore el estado muscular de tu periné, y te ayude a familiarizarte con la anatomía del suelo pélvico.

Podemos encontrarnos con una musculatura hipertónica que necesitaremos relajar por medio de técnicas de masaje perineal; o bien encontrar una musculatura hipotónica, que deberemos aprender a fortalecer con sesiones de reeducación prenatal del suelo pélvico.

Si estás esperando tu primer bebé, tu pareja y tú podéis aprender a realizar juntos el masaje perineal y disfrutar así de momentos íntimos y de una gran complicidad con los que preparar el momento del nacimiento de vuestro hijo.

Junto con ese trabajo en pareja que se realiza en casa, lo recomendable para obtener las máximas garantías es acudir una o dos veces por semana a la clínica para que la fisioterapeuta gineco-obstetra te ayude a trabajar la musculatura con mayor detalle y eficacia.

El automasaje perineal

Cuando estés en casa y procedas a realizar el masaje del periné, comprueba antes de nada que tienes las uñas cortas y lávate bien las manos y zona genital para evitar posibles infecciones.

El masaje se realiza en una posición cómoda. Si te lo hace tu pareja te deberás colocar tumbada boca arriba, y si te lo realizas tu misma, puedes hacerlo sentada con las piernas separadas o de pie con un pie apoyado en una silla.

Para realizarte el masaje debes utilizar un aceite vegetal, que además de lubricar nos ayuda a hidratar la mucosa vaginal. Alguno de ellos son: el aceite de rosa mosqueta, el aceite de onagra, de aloe vera o el de aguacate. Busca que sea un aceite sin perfume o una crema específica para masaje perineal que puedes adquirir en farmacias o parafarmacias. Debes tener cuidado de no usar vaselina ni algún otro derivado del petróleo, ya que pueden causar reacciones alérgicas o infecciones por cándida.

Veamos ahora el automasaje paso a paso

Previamente puedes colocar calor local con una toalla húmeda para preparar mejor la zona.

  • Comienza aplicando unas gotas de aceite o pomada en las manos, fricciona para precalentar el aceite o crema de masaje y luego realiza suaves masajes circulares en la zona ubicada entre la apertura posterior de la vulva y el ano. Masajea así un par de minutos.
  • Realiza un masaje interno en el que vas a introducir unos 3-4 cms tus pulgares en la vagina y vas a tratar de estirar y masajear las paredes vaginales para mejorar la elasticidad.
  • Realiza movimientos en U y de gancho para estirar bien los tejidos. Trata de visualizar tu apertura vaginal como un reloj en donde el número 12 será tu clítoris y el número 6 será tu ano. Dirige los estiramientos hacia los números 4, 5, 7 y 8 de ese reloj. Evita el número 12 ya que coincide con la zona donde está la uretra y puedes provocar dolor e infecciones.
  • Después realiza una presión en el punto correspondiente al número 6 empujando en dirección del ano y posteriormente realizando nuevamente movimientos en U.

Masaje perineal: ¿cuanto tiempo?

De 5 a 10 minutos al día y recuerda que es a partir de la semana 35 de embarazo. Este masaje suele ser un poco molesto al principio, pero poco a poco te irás acostumbrando a la sensación y tus tejidos se irán flexibilizando.

Debes saber que esta técnica no es contraproducente para tu bebé, pero debemos insistir en que antes de empezar debes ir a un especialista para que te enseñe la forma correcta de hacerlo. Mientras esperas la llegada de tu bebé, cuida y prepara tu cuerpo de la mejor manera posible. Es lo mejor que puedes hacer por él, pero sobre todo por ti.

SABER+


Referencias bibliográficas:
(1) Cunnungham FG, Grant NF, Leveno KJ, Gilstrap LC, Hauth JC, Wenstrom KD, et al. Williams Obstetrics. 21. New York: McGraw-Hill, 1997.
(2) McCandlish R, Bowler U, van Asten H, Berridge G, Winter C, Sames L, et al. A randomised controlled trial of care
of the perineum during second stage of normal labour. British Journal of Obstetrics and Gynaecology 1998;105(12): 1262–72.
Antenatal perineal massage for reducing perineal trauma.Beckmann MM et al. Cochrane Database Syst Rev. (2013)

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DÉJANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS*


*En 24h horas, días laborables.

Facebook