Se entiende como zumo: líquido de las hierbas, flores, frutas u otras cosas semejantes, que se saca exprimiendolas. Tal y como publicaba un periódico hace una par de meses: “Los zumos infantiles tienen un nivel
de azúcar inaceptablemente alto“.

Efectivamente el etiquetado nutricional en cada uno de los envases de los zumos así lo demuestra, en mayor o menor medida pero hay adición de azúcares. Al hablar de zumo de frutas envasados, aparentemente pueda que sea saludable, pero no es así.

¿Existen diferentes clases de zumos?

Hoy en día en el mercado se pueden encontrar diferentes clases de zumo:

  • Zumo 100% exprimido
  • Zumo concentrado
  • Néctar
  • Bebida de frutas

¿ Son perjudiciales para la salud?

Se debe diferenciar entre los zumos realizados en casa, que los que podemos comprar en el supermercado. Ya que los del supermercado contienen mayor cantidad de azúcares añadidos y nutricionalmente no nos aportan lo mismo. En el momento que ingerimos más azúcar del necesitado por nuestro organismo, la glucosa se almacena en hígado y en el músculo como glucógeno. Cuando nuestro cuerpo no da salida al glucógeno, se convierte en ácidos grasos que se almacenan como triglicéridos. Estos, tienen dos vertientes: almacenarse en el hígado o en el tejido adiposo.

¿Porque es preferible la pieza de fruta al zumo?

Beber un zumo de fruta no equivale a una pieza de fruta. Si tomamos zumo de frutas eliminando de nuestra dieta la fruta como tal, lograremos tener mayor nivel de azúcar en sangre.

Tomar la pieza de fruta, nos aporta gran cantidad de fibra, vitaminas y minerales. También lograremos disfrutar de las múltiples texturas que podemos encontrar dentro de la gran oferta de frutas con las que contamos.

Consejo nutricional

Es de vital importancia, recordar que se debe realizar una educación alimentaria, desde la época de la niñez, de este modo se evitarán comorbilidades en edades adultas. La obesidad que es considerada como “la pandemia del siglo XXI”, según la OMS se define como “enfermedad crónica, caracterizada por el aumento de la grasa corporal, asociada a mayor riesgo para la salud”.

Según la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO, 2015) “En la actualidad el 23-28% de la población española mayor de 18 años tiene obesidad, un 39% presenta sobrepeso y un 36% obesidad abdominal”.

Aunque se ha presentado una mejoría en la obesidad infantil según el estudio ALADIO que se realizó 2011, las cifras siguen siendo muy elevadas (un 24,6% de los niños sufren sobrepeso y un 18,4% sufren obesidad). (España Consejo General de Psicología de España, 2015).

Las comorbilidades asociadas al exceso de grasa como son (enfermedades cardiovasculares, alteraciones metabólicas, respiratorias, tumorales, articulares, neurológicas, digestivas, etc.) aumenta el riesgo de mortalidad.

Resumen: la opción más saludable es consumir la fruta entera, ya que los zumos envasados contienen altas cantidades de azúcares añadidos, que si se le proporcionan a los más pequeños de manera ocasional, puede conducir a futuras enfermedades como la obesidad o diabetes. Se pueden consumir zumos caseros, sin sustituir a la fruta entera.

Saber+

Archivo adjunto

  • Los zumos infantiles tienen un nivel de azúcar inaceptablemente alto

Facebook

Abrir chat