Después de nuestro artículo sobre el daño que causa el bolso de mano en las mujeres, hablaremos hoy del correcto uso de la mochila, un útil accesorio que se utiliza en todas las edades y en múltiples ocasiones.

Siguiendo con las líneas de nuestro anterior artículo, lo primero que debemos recomendar es aligerar lo posible el peso que portemos para cumplir una regla de oro: no transportar en la mochila más del 10% de nuestro peso corporal (recordemos que si hablamos del bolso de mano no se debe superar el 5% de nuestro peso). ¿Es absolutamente necesario todo lo que cargamos? Quizá podamos prescindir de alguna cosa.

La mochila es la mejor opción que hay para transportar peso sin dañar la espalda, pero para que esto sea así debemos tener en cuenta cuatro puntos:

  • La mochila debe ir siempre colgada de los dos hombros, nunca de un hombro solo.
  • La mochila debe ir lo más pegada al cuerpo posible. Para ello debemos ajustar tanto las 2 cinchas de los hombros como la cincha abdominal si la tuviera, que sería lo ideal.
  • La mochila debe ir apoyada en la zona dorsal, desde la zona superior de las escápulas hasta la zona lumbar, y nunca bajar más de esta.
  • Cuando coloquemos objetos dentro de nuestra mochila, y como norma general, debemos colocar los objetos más pesados en la zona media de la mochila si es posible, entre objetos más ligeros encima y debajo, para que el centro de gravedad de la mochila esté lo más próximo a la convexidad de la curva dorsal. Si colocamos el peso al fondo de la mochila, que puede parecer lo correcto, favorecemos el aumento de la curva lumbar y su sobrecarga.

Si somos usuarios frecuentes de mochila, no olvidemos trabajar tanto la tonificación como la flexibilidad de la musculatura de la espalda. En el caso de los niños debemos ser especialmente cuidadosos, porque su columna vertebral está en crecimiento y se pueden producir lesiones serias como daño en el disco vertebral, actitudes escolióticas o acortamientos musculares.

Se estima que el 50% de los niños entre 13 y 15 años sufre dolor de espalda, porcentaje que sube hasta el 70% en el caso de las niñas. Si usted es padre o madre, profesional de la enseñanza, etc, sepa que nunca se debe cargar la mochila de un niño con un peso que supere el 10% del peso corporal del niño, y nunca por un tiempo superior a 15 minutos.

Leer+:
Las mochilas escolares y el dolor de espalda

¡LA MOCHILA TE VA A DESTROZAR LA ESPALDA! ¿Y NO LO SABES?

 

Archivo adjunto

  • ¡LA MOCHILA TE VA A DESTROZAR LA ESPALDA! ¿Y NO LO SABES?

Facebook

Abrir chat