Existen multitud de maneras de preparar una comida con uno de los alimentos más conflictivos, el huevo. Existen numerosas publicaciones científicas sobre este alimento: ¿ huevo, sí o no?

Composición

Hay dos partes claramente diferenciables: la clara y la yema.

La clara principalmente es muy rica en proteínas, de ahí la importancia que la consuman los deportistas. Pero también encontramos vitaminas del complejo B, en mayor medida ácido fólico y niacina, y también potasio, sodio y selenio. En 100 gramos de clara podemos encontrar 88% de nada y nada de colesterol.

La yema encontramos potasio, fósforo, hierro y calcio. Es la parte grasa del huevo. Lo que recubre al huevo, es la cáscara, muy rica en vitamina D.

Beneficios

Es un alimento muy completo y beneficioso para nuestro organismo. Se pueden encontrar vitaminas como la A, B2, B12, D y E. El huevo tiene poder saciante.

Técnicas culinarias

En un huevo de 60 gramos de peso, tiene alrededor de 75 calorías. El huevo como tal no es un alimento excesivamente calórico, lo que influye es la técnica culinaria que utilicemos. Serán menos calóricas técnicas como el escalfado, a la plancha o cocido. Técnicas donde no se emplea aceite. Al igual que el acompañamiento es importante. Huevo con patatas fritas es bastante más calórico que un revuelto de espárragos.

Código marcado en el huevo

Marcado y etiquetado del huevo

Archivo adjunto

  • Marcado y etiquetado del huevo

Facebook

Abrir chat