Nutriscore es un nuevo integrante del etiquetado que se ha aprobado a nivel europeo y cuyo objetivo es dar información más clara al consumidor sobre el producto que está comprando.

El problema es que no está completamente definido y está dando lugar a contradicciones desde el punto de vista nutricional.

Si te fijas en alguno de los paquetes de comida que tienes en casa, en la parte frontal aparece un ‘Semáforo nutricional’, ese es Nutriscore. Es fácil de entender que si aparece una A verde el alimento es más sano que si aparece una E roja.

Es conveniente saber cómo se calcula para hacer un uso apropiado de él. Para calcularlo se tienen en cuenta los ingredientes ‘negativos’ del alimento (cantidad de calorías, grasas saturadas, azúcares simples, sal) y los ingredientes ‘positivos’ (cantidad de fruta, vegetales, legumbres, proteínas, fibra). También debemos saber que los datos se basan siempre en 100 g o 100 mL, y que además tiene en cuenta todos los ingredientes que componen el alimento.

Entendido esto podemos deducir cuáles son sus ventajas: el código de colores lo hace fácil de entender, no es necesario leer toda la información del paquete. Y cuáles sus inconvenientes: penaliza alimentos que todos sabemos que son sanos (por ejemplo, el aceite de oliva) sólo porque es alto en calorías sin tener en cuenta la calidad de esas calorías.

Aunque todavía no es obligatoria su aparición en el etiquetado, sí que puede ser una forma de presión para las industrias alimentarias, que se verán obligadas a mejorar la información el etiquetado, ya que la aparición de Nutriscore en una etiqueta será valorada de forma positiva por el consumidor.

Tenemos que tener claro que nuestra alimentación debe estar basada siempre en productos frescos, que no lleven etiqueta y que no hayan sufrido ningún procesamiento. Partiendo de esta base, ¿cómo puede ayudar el uso de Nutriscore al consumidor? La respuesta es que nos puede ayudar a diferenciar entre dos productos de la misma categoría, para elegir cuál es más saludable. Pero hay que tener claro que llenar la cesta de la compra con alimentos con semáforo en verde, no implica que estemos haciendo una compra más sana.

En Clínicas Aleria trabajamos con el objetivo de enseñar a nuestros pacientes a alimentarse correctamente y mejorar sus hábitos de vida y alimentarios.

Infórmate sobre nuestra especialidad en Nutrición y Dietética.

 

 

 

Facebook

Abrir chat