El verano invita a utilizar sandalias y chanclas. Un calzado cómodo, fresco y bonito, pero que genera problemas para los pies que hay que conocer. Llevar el talón al descubierto aumenta la sequedad en el talón, que puede producir la aparición de grietas en los pies, francamente dolorosas en ocasiones.

Siguiendo unos pequeños consejos podemos prevenirlas y lucir unos talones perfectos. El primero y más importante es prestar atención a una correcta hidratación general mediante el consumo diario aproximado de dos litros de agua.

También podemos hacer uso de una palmeta de lija en seco, para realizar una exfoliación profunda pero cuidadosa. Pero mucho cuidado: esta exfoliación nunca se debe realizar sobre la piel húmeda ya que favorece la aparición de grietas cuando la piel se seca, debido a la abrasión excesiva.

Tampoco hay que abusar del deslaminado del talón con hoja de bisturí o similar ya que compacta la piel y aparecen los antiestéticos talones amarillentos.

Prevenir grietas en los pies

Para hidratar en profundidad realizaremos una cura oclusiva o “emplaste” con crema de urea al 30% envolviéndolo con film transparente de cocina. Se deja actuar toda la noche y probamos a repetir cada 15 días.

Con estos sencillos consejos podremos disfrutar de unos estupendos talones hidratados sin estrías y estéticamente perfectos. Como ve, siempre hay una solución para cualquier problema que podamos encontrar en nuestros pies.

Esperamos que estos sencillos consejos le sirvan de ayuda y si tiene alguna pregunta, no dude en consultarnos, estaremos todo el verano “a sus pies”.

Saber+

DÉJANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS*


*En 24h horas, días laborables.

Facebook