Cada vez es más frecuente escuchar a gente decir que son intolerantes a lactosa y que la leche les sienta mal, y por eso toman leche de soja, de almendras, de arroz…

Muy poca gente dice correctamente que está tomando una bebida vegetal, porque en realidad las mal llamadas leches vegetales no son leche, sino bebidas extraídas de un vegetal.

Su composición y sabor son muy diferentes al de la leche de mamíferos, y podríamos decir que sólo se parecen en el color.

¿Sabemos cuáles son las principales diferencias entre las bebidas vegetales y la leche de mamíferos?

La leche de vaca, por ejemplo, es la mejor fuente de Calcio para el humano, ya que el Calcio que contiene es fácil de absorber para el organismo gracias a la vitamina D y a la lactosa que contiene.

Al contrario, muchos vegetales y frutos secos tienen cantidades importantes de Calcio, pero el organismo no puede absorberlos.

Pero, de entre todas las bebidas vegetales ¿sabemos cuál es la mejor?

Depende. Parece claro cuál es la peor: la de coco porque es muy alta en calorías y en grasas saturadas. Ahora vamos a ver a continuación cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada una de estas bebidas o mal llamadas “leches” vegetales:

  • La leche de almendras es menos dulce que la de vaca, pero toda la grasa que contiene es saturada, y no tiene nada de proteínas.
  • La leche de arroz tiene más azúcar pero también tiene más hidratos de carbono complejos, que dan sensación de saciedad. Es muy baja en grasa y proteínas.
  • La leche de soja es un poco más calórica que la de vaca y tiene proteínas de buena calidad. Además, la grasa que contiene es toda insaturada, pero tiene más azúcar y un sabor bastante dulce.
  • La leche de avena se suele comercializar mezclada con la de almendras y es la menos dulce, y también muy baja en proteínas.

En resumen, si no podemos o no queremos tomar leche de vaca, lo mejor es tomar otras bebidas vegetales de forma alterna, ya que todas tienen sus ventajas e inconvenientes, y así podremos compensar déficits de una y otra bebida.

Lo más importante es fijarnos en la etiqueta y comprobar que tienen Calcio y vitamina D añadidos, ya que ninguno de estos importantes elementos están presentes en estas leches de forma natural y son el principal motivo por el que tomamos la leche de vaca u otro mamífero.

Archivo adjunto

  • UN REPASO RÁPIDO A LAS “LECHES” VEGETALES

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DÉJANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS*


*En 24h horas, días laborables.

Facebook