La retención de líquidos o edema ocurre cuando se acumula líquido (plasma sanguíneo) en los tejidos. Se debe a un desequilibrio en el paso de líquido de un lado del tejido al otro (del espacio intravascular al intersticial).

Gracias a un complejo sistema de hormonas el cuerpo puede ajustar los niveles de líquido, por eso aunque se beba un exceso de agua ésta no se acumula en el organismo, ya que ese exceso se elimina a través del riñón o de las glándulas sudoríparas.

La retención ocurre cuando el cuerpo no puede eliminar ese exceso. Las causas más comunes de retención son: embarazo, sedentarismo, enfermedades renales, enfermedades cardíacas, medicamentos, sobrepeso.

Consejos para evitar el edema:

  • Hacer 30 minutos diarios de ejercicio.
  • Si se trabaja sentado, levantarse cada media hora para mover las piernas. Si es posible, coloca las piernas en alto y hacer ejercicios con los tobillos a derecha e izquierda, y hacia arriba y abajo para estimular la circulación.
  • Si se trabaja de pie también ayudan los ejercicios de tobillos. Pero además puedes utilizar medias de compresión que mejoran la circulación sanguínea y linfática. Pregunta en tu farmacia por las más adecuadas para tu caso.
  • Evita llevar ropa ajustada. Si una prenda te deja marca al quitarla, es demasiado ajustada.
  • Bebe mucha agua, así facilitarás el trabajo de los riñones.
  • Come alimentos ricos en potasio. En general todas las frutas y verduras tienen potasio, pero algunas de ellas son especialmente ricas en este mineral: espinacas, acelgas, grelos, setas, patata, plátano, frutos secos (al natural).
  • Evita alimentos ricos en sodio (muy salados): snacks, embutidos, encurtidos, precocinados, conservas, quesos curados, ahumados, salsas. Al cocinar puedes sustituir la sal por especias, hierbas, zumo o ralladura de cítricos.
  • NO TE AUTOMEDIQUES. Si lo consideras necesario, consulta con tu médico de cabecera quien puede valorar si necesitas un diurético. Pero nunca lo tomes por tu cuenta, ya que tienen efectos secundarios que pueden ser peligrosos para la salud.
  • Los masajes denominados drenaje linfático y la presoterapia pueden ayudarte de forma puntual a eliminar el exceso de fluido.

Saber más:

DÉJANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS*


*En 24h horas, días laborables.

Facebook